domingo, 9 de octubre de 2016

Barómetros endemoniados....

A punto de cumplirse un año de bloqueo político –el 26 de octubre del año pasado el Rey firmaba su primer decreto de convocatoria de elecciones para el 20-D– el liderazgo en los principales partidos ha pasado a tener unpapel primordial. Tras la dimisión de Pedro Sánchez el pasado sábado, meses de presión por parte de Ciudadanos poniendo en discusión que Mariano Rajoy volviera a ser el candidato conservador pese a los continuos casos de corrupción que rodean al PP, y Unidos Podemos dividido ya en dos claros bandos que se batirán en duelo en su próximo congreso extraordinario, las formaciones políticas se enfrentan a un inevitable debate: la renovación de sus líderes.
El último barómetro del Instituto DYM para El Confidencial realizado entre el 27 de septiembre y el 6 de octubre y con una muestra de 1.132 entrevistas aborda precisamente esta cuestión y arroja conclusiones muy significativas, especialmente en el caso del Partido Socialista, en el que el exsecretario general sale claramente reforzado en comparación con Susana Díaz. Según el estudio, el 38,9% de los votantes socialistas preferirían quePedro Sánchez repitiera como candidato si se celebraran terceras elecciones frente al 23,9% que apostarían por la presidenta andaluza, que a todas luces podría ser la rival de Sánchez en las primarias que elegirán al próximo líder de Ferraz. Eduardo Madina, quien ya se enfrentó a Sánchez en 2014, solo contaría con el respaldo del 9% de los votantes socialistas para representar al PSOE en las urnas el próximo diciembre si finalmente no hay un acuerdo de gobierno.
Un importante porcentaje de votantes, el 17,1 en concreto, se decantaría por nuevos liderazgos más allá de esos tres candidatos, entre los que se encontrarían el presidente de la gestora, Javier Fernández y el portavoz del PSOE en la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. De hecho, durante los días posteriores al comité federal en los que el barómetro se siguió realizando (hasta el 6 de octubre) entraron en juego esas nuevas candidaturas, que responderían a los restos porcentuales no referidos a los otros candidatos concretos.
La perspectiva que tienen el resto de votantes de otras formaciones sobre el liderazgo socialista es bien distinta. De hecho, el 35,7% de los encuestados señalan claramente a la necesidad de que aparezcan nuevos candidatos para tomar las riendas del PSOE, solo el 18,4% aceptan a Sánchez como líder y el 14,4% apuesta por Díaz. Especialmente relevante es la posición ideológica de los propios encuestados. Mientras que los votantes que se sitúan en la izquierda o el centro-izquierda defienden a Sánchez al frente de la formación (el 59,8%), son los del espectro de la derecha los que preferirían a Susana Díaz dirigiendo al PSOE. El 44,6% de los encuestados que se sitúan en la derecha y el centro-derecha respaldan a la presidenta de la Junta de Andalucía frente al 19,5% que apoyaría al ya exsecretario general.
Ni la repetición de elecciones ni el horizonte penal que espera al PP en los próximos meses parece lastrar el liderazgo de Mariano Rajoy entre sus votantes
El barómetro, realizado en días anteriores y posteriores al comité federal que se saldó con la dimisión de Sánchez, pondría de manifiesto el fracaso de la estrategia de los críticos encabezados entre otros por Susana Díaz. El 19,7% de los encuestados antes del comité del 1 de octubre querían a la andaluza como candidata a unas terceras elecciones frente al 17,6% que seguían apostando por Sánchez. Sin embargo, los votantes preguntadosdespués del doloroso cónclave socialista brindan un mayor apoyo al exsecretario general. Tras la dimisión de Sánchez el 18,9% de los encuestados lo defienden a él como candidato mientras que solo el 11% mantuvieron su apoyo a Díaz.

Los votantes del PP, entre Rajoy y Santamaría

Ni la repetición de elecciones generales ni el horizonte penal que espera al PP en los próximos meses parece lastrar el liderazgo de Mariano Rajoy entre sus votantes, aunque la vicepresidenta del Gobierno le sigue muy de cerca. Según el barómetro de DYM, el 31,3% de los encuestados que aseguran haber votado a la formación conservadora el 26-J respalda al presidente en funciones como candidato si vuelve a haber una convocatoria en las urnas el próximo diciembre. Eso sí, el 30,8% apostaría por Soraya Saénz de Santamaría y ya más alejadas estarían las candidaturas deAlberto Núñez Feijóo –pese a su éxito el 25-S en Galicia– y Cristina Cifuentes, a los que el 19,1% y 12% de los votantes populares preferiría respectivamente.
La número dos de Rajoy es, sin embargo, la favorita entre los votantes del total de opciones políticas (17,2%), seguida de la presidenta madrileña (16,9). Rajoy seguiría siendo el candidato indiscutible para los votantes que se autoposicionan en la derecha ideológicamente (39,3) y Sáenz de Santamaría conquista a todas luces el espectro del centro y el centro-derecha (46,4% entre ambas posturas). Núñez Feijóo es el candidato preferido por la izquierda para el PP (17,7) y Cifuentes para el centro-izquierda (25,3).
Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Rivera, líder indiscutible de Ciudadanos

En la formación de centro, ninguna sorpresa en lo que al jefe de filas respecta. Albert Rivera es el líder incuestionable entre los votantes de su partido y los del resto de formaciones. Según refleja el estudio de DYM, el 87,7% de los encuestados que las pasadas generales se decidieron por la papeleta naranja, consideran al actual presidente del partido el mejor candidato si Ciudadanos encara unos terceros comicios antes de que acabe el año. Solo el 8,2% de votantes centristas ven a Inés Arrimadas, jefa de la oposición en el Parlamento catalán, como la posible representante nacional de los de centro.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
Más de la mitad del total de encuestados más allá de su opción política, el 55,9%, respaldan el liderazgo de Rivera y el 13,9% respaldan a la dirigente andaluza y presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos en Cataluña como candidata. El caso de los centristas es con diferencia el más contundente en lo que respecta al líder independientemente de la ideología. El 69,2% de los votantes de la derecha apoyan su liderazgo, como ocurre con el 75,4 de los votantes de centro-derecha o el 41,8% de los que se autoposicionan en la izquierda.

A Iglesias lo prefieren dentro, a Errejón fuera

La ruptura interna en el PSOE consiguió calmar los ánimos dentro de Podemos, que enfrentaba un inminente debate sobre la estrategia política de la formación con dos bandos públicamente diferenciados: pablistas y errejonistas. La situación actual permitirá aplazar el congreso extraordinario de la formación y trasladar la presión de crisis interna hacia el Partido Socialista. Aun así, las dos opciones de liderazgo –como mínimo– que enfrentará a Podemos más adelante son a día de hoy inevitables, aunque los votantes de la formación morada siguen prefiriendo a Pablo Iglesias como candidato. Así lo muestra el barómetro de DYM, que sitúa al 51,5% de los electores de Podemos del lado del actual secretario general, mientras que el 31,9% de los encuestados que apoyaron a este partido el pasado 26 de junio sí se decantarían por Íñigo Errejón como candidato.
Iñigo Errejón, Pablo Iglesias y Alberto Garzón. (EFE)
Iñigo Errejón, Pablo Iglesias y Alberto Garzón. (EFE)
Es fuera de las fronteras del partido, entre los votantes del resto de opciones políticas, donde Errejón sale más reforzado. El 29,4% lo preferirían a él como candidato si hubiera elecciones en diciembre frente al 27,1% que seguiría pensando en Iglesias como mejor opción. También los votantes de centro, centro-izquierda y centro-derecha son más proclives al número dos de Iglesias como nuevo líder, mientras que los votantes que se autoposicionan en la izquierda ideológica respaldan al actual secretario general con diferencia (49,4% frente al 29,9).

Ficha técnica

-Ámbito: nacional. 
-Universo: población española de 18 a 75 años. 
-Método de recogida de la información: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI) realizadas a teléfonos fijos mediante la administración de un cuestionario estructurado. 
-Tamaño y distribución de la muestra: 1.132 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad, actividad laboral, zona geográfica y tamaño de hábitat.
-Error de muestreo: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95,5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±2,9%
-Equipo de trabajo de campo: equipo de entrevistadores delInstituto DYM
-Proceso de datos: departamento de Proceso de Datos delInstituto DYM
-Fechas del trabajo de campo: 27 de septiembre al 6 de octubre de 2016. 

No hay comentarios: