martes, 12 de diciembre de 2017

Preguntas sobre el Bitcoin....

El bitcoin es un entorno desconocido para los operadores. Se ha estrenado en el mercado de futuros y el debate a favor y en contra está servido en las mesas de negociación de la banca.
CBOE Global Markets, la Chicago Board Options Exchange, empezó a negociar anteayer futuros sobre el bitcoin. Pronto le seguirá su rival CME Group. Esto representa un punto de inflexión en la aceptación de la moneda digital entre el sector tradicional de la inversión, un hecho favorecido en parte por la subida meteórica del bitcoin este año. Para los que tengan dudas, el comercio de futuros ofrece la oportunidad de explotar lo que considere una burbuja.

1. ¿Cómo opera normalmente el bitcoin?

Usa una red de bolsas no reguladas que tienen sus propios precios para la moneda digital -y un amplio historial de problemas que van desde la caída del sistema a pirateos y robos-. Comprar y mantener bitcoins es apostar a que su valor seguirá subiendo. Pero no todos los que quieren entrar en este mercado piensan así.

2. ¿Qué es el bitcoin, en cualquier caso?

Una pregunta tan sencilla genera un debate sorprendentemente amplio en el mundo de la inversión. Mientras que los defensores del bitcoin lo llaman moneda, la Comisión de Comercio de Futuros lo considera una materia prima.
Los escépticos lo clasifican como una materia prima sin ningún valor intrínseco, y creen que su demanda se debe a la novedad y a la escasez impuesta por los protocolos de software del bitcoin, que limitarán su producción.
Algunos analistas piensan que operarán de forma más similar a un valor volátil, mientras que otros prevén que evolucione en una clase de activo totalmente nueva. Estos argumentos se debaten en las mesas de negociación de bancos y entre entusiastas por igual.

3. ¿Qué implica negociar futuros de bitcoin?

Los contratos de futuros -cuyo valor deriva de un elemento subyacente, como el trigo, el maíz o, en este caso, una moneda digital- obligan a un comprador a pagar por algo a un precio acordado en una fecha determinada en el futuro. Pueden emplearse para apostar por la dirección que tomará el mercado de un producto. También pueden utilizarse para tomar posiciones cortas sobre un mercado, o apostar por una caída de los precios.

4. ¿Quién va a ofrecer contratos de futuros?

Tres de las mayores empresas de Bolsa de EEUU, supervisadas todas ellas por la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC por sus siglas en inglés), estrenan contratos de futuros de bitcoin. CBOE es la primera. CME empezará a ofrecer un producto rival el 18 de diciembre.
Nasdaq planea introducir futuros sobre el bitcoin el año que viene. El otro gran actor bursátil de Estados Unidos, Intercontinental Exchange (ICE), no ha anunciado aún que vaya a hacerlo. "Podemos ser estúpidos por no ser los primeros", declaraba Jeff Sprecher, el consejero delegado de ICE, en una conferencia con inversores este mes.

5. ¿Por qué lo hacen?

Las bolsas quieren negociar lo que los mercados quieren ofrecer, y mucha más gente que hace un año quiere entrar en el mercado de bitcoin. Coinbase, una gran Bolsa de bitcoin, se vio abrumada por el alto volumen de tráfico cuando el bitcoin se disparó hacia los 10.000 dólares a finales de noviembre.
CME, que en octubre no había tomado una decisión sobre cómo abordar las criptomonedas, decidió en última instancia que el atractivo era demasiado alto.
A los operadores, el bitcoin les ofrece un entorno desconocido en el que moverse. Uno de los sellos distintivos del bitcoin son los movimientos impredecibles de los precios, lo que contrasta con la calma presente en otros mercados financieros, como la renta variable estadounidense.

6. ¿Qué riesgos existen?

No todos creen que los derivados basados en bitcoin estén listos para el desafío. Entre otras cosas preocupa la volatilidad del mercado de la moneda digital. Sólo tres días antes de la fecha prevista para el lanzamiento del producto de CBOE, el bitcoin vivió una de sus sesiones más agitadas: en la Bolsa GDAX de Coinbase, los precios se dispararon de 16.000 dólares a casi 20.000 en unos 90 minutos, antes de desplomarse de nuevo.

7. ¿Son entonces una mala idea los futuros de bitcoin?

Algunos grandes operadores piensan que los futuros pueden ser prematuros.
La Asociación de la Industria de Futuros -un grupo que incluye a grandes bancos, brókeres y operadores- ha advertido que los contratos eran algo precipitado y que no se habían analizado debidamente los riesgos.
En una carta abierta a las bolsas, el grupo cuestionó que fuesen capaces de vigilar adecuadamente la manipulación del mercado de bitcoin. El grupo sostiene que las bolsas deberían haber solicitado más información a la industria sobre márgenes, límites para la negociación y test de estrés al sistema antes de empezar a operar.
CBOE y CME exigen a los operadores que reserven un volumen de efectivo inusualmente alto como colateral para respaldar compras.

8. ¿Hay alguien que apueste en su contra?

Aquellos que creen que el bitcoin está sobrecalentado tienen la posibilidad de tomar posiciones cortas en el mercado con la introducción de los futuros sobre el bitcoin. Hay hedge fund que aguardaban la oportunidad de apostar contra la criptomoneda.

Manualillos de INVERSIÓN ( 1 )


Al rico dividendo..

Guía para cobrar los mejores dividendos hasta final de año

El 21 de diciembre retribuirán a sus accionistas compañías como Enagás, Viscofan o Atresmedia
  • Sabadell y BME cierran el calendario de dividendos de 2017 el 29 de diciembre
  • El dividendo de Telefónica se paga este jueves
  
Nieves Amigo
Bolsamania | 12 dic, 2017  06:00 - Actualizado: 08:55

dineroeuros portada
  • 1,681
  • -0,30%0,00
  • Max: 1,70
  • Min: 1,67
  • Volume:4.160.088
  • MM 200 : 1,75
12:05 12/12/17
  • 25,055
  • 0,18%0,05
  • Max: 25,19
  • Min: 25,02
  • Volume:202.638
  • MM 200 : 24,47
12:04 12/12/17
  • 53,810
  • -0,35%-0,19
  • Max: 54,04
  • Min: 53,70
  • Volume: 8.374
  • MM 200 : 51,67
12:00 12/12/17
Si quería usted cobrar el dividendo que Telefónica reparte este jueves, llega tarde. Sin embargo, hay vida más allá de Telefónica y hay más dividendos jugosos antes de que termine 2017 de los que sí se puede beneficiar siempre y cuando cumpla con el requisito principal, que es comprar títulos de la compañía que reparta entre sus accionistas tres días antes de que realice dicho reparto. Para cobrar la retribución de la operadora española tendría que haber adquirido acciones antes del cierre de este lunes, sin embargo, hay otras opciones.
- Viscofan: la compañía reparte el próximo jueves, 21 de diciembre, 0,6200 euros por acción a cuenta de sus resultados de 2017. El pasado 8 de junio distribuyó 0,8700 euros entre sus accionistas como dividendo complementario de 2016. La rentabilidad por dividendo de Viscofanasciende al 2,77%.
- Enagás: ese mismo jueves, 21 de diciembre, Enagás pagará a sus accionistas 0,5840 euros por acción a cuenta de los resultados de 2017. La rentabilidad por dividendo de Enagás es la segunda más alta de entre los valores del Ibex, y se sitúa en el 5,94%, sólo por detrás de la de Endesa, que ostenta el primer puesto del Ibex, con una rentabilidad por dividendo del 7,17%. Este verano, la gasista pagó a sus accionistas 0,8340 euros como dividendo complementario de 2016.
- Atresmedia: la compañía de medios reparte un dividendo de 0,2200 euros por acción a cuenta de los resultados de 2017 este miércoles, pero el próximo jueves distribuirá otro dividendo, en este caso extraordinario, de 0,4500 euros por acción. La rentabilidad por dividendo de Atresmedia se sitúa entre las diez más elevadas de todas las compañías cotizadas y asciende al 5,64%.
- Banco Sabadell: la entidad catalana cierra el calendario de dividendos de 2017 y lo hace con un dividendo de 0,0200 euros por acción, a cuenta de los resultados de 2017, que repartirá el próximo 29 de diciembre. La rentabilidad por dividendo de Banco Sabadell se sitúa en el 3,6%. El banco pagó 0,0300 euros por acción a cuenta de los resultados de 2016 el pasado mes de abril.
- BME: la sociedad rectora de los mercados españoles, una de las más generosas con una rentabilidad por dividendo que supera el 6%, también retribuirá el 29 de diciembre. Abonará 0,6 euros brutos por acción con cargo a los resultados de 2017.
Entre enero y octubre de este año, el conjunto de empresas cotizadas del mercado español ha repartido un total de 23.843,93 millones de euros en dividendos, según los últimos datos de BME. Cabe recordar que en el conjunto de 2016, esta cifra ascendió a 27.136 millones, superior a la de 2015 (26.287 millones), pero muy inferior al máximo que se vio en 2014, cuando se repartieron 43.260 millones en dividendos por parte de las empresas cotizadas españolas.
La inversión en una empresa en función del dividendo que ésta reparte es algo muy habitual en la bolsa española, ya que los inversores valoran mucho que una compañía reparta beneficios entre sus accionistas. Un informe reciente de BME subraya en este sentido que investigaciones recientes señalan que las carteras con empresas que ofrecen altas rentabilidades por dividendo se comportan mejor en el mercado que las que no lo hacen. "Los precios evolucionan más favorablemente y el riesgo es menor", apuntan este informe. BME precisa que la bolsa española se caracteriza por disponer de un gran número de empresas cotizadas "con una rentabilidad por dividendo elevada y muy atractiva en términos de inversión comparada". Naturhouse (9,49%), Saeta Yield (+7,88%) y Alantra (7,61%) son las tres empresas cotizadas españolas con una mayor rentabilidad por dividendo.
LOS DIVIDENDOS DE ESTA SEMANA
Para cobrar los múltiples dividendos que se pagan este semana, concentrados especialmente en el jueves, quienes no tengan títulos de las compañías correspondientes llegan tarde. Para aquellos que sí son accionistas de estas empresas, hay que recordar que Telefónica pagará a sus accionistas 0,20 euros por acción el jueves. Ese mismo día distribuyen dividendos Miquel y Costas (0,1539 euros por acción), Ence (0,0600 euros por acción), Mapfre (0,0605 euros por acción), Bodegas Bilbainas (0,1953 euros por acción) y Cellnex (0,0440 euros por acción).

Demandas tardías?


RIBADEO / LA VOZ 
Hay intereses comunes a la hora de asomarse al debate de la financiación autonómica. A un lado y a otro del puente de los Santos se habla el mismo idioma cuando reivindican la pertenencia al corredor atlántico y la radiografía demográfica es muy similar, pues los problemas asociados a la baja natalidad y al envejecimiento y dispersión de la población están presentes a ambos lados del río Eo. Los Gobiernos autonómicos de Asturias y Galicia, de Galicia y Asturias, tanto monta, monta tanto, ratificaron ayer su voluntad de trabajar conjuntamente para tener mayor protagonismo en las decisiones que se toman a nivel de Estado, tal y como ayer pusieron de manifiesto el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el del Principado, Javier Fernández, durante la primera edición de los Encuentros en el Eo que organiza la Corporación Voz de Galicia, editora de La Voz de Galicia y La Voz de Asturias, bajo el patrocinio exclusivo del Banco de Sabadell.
En el transcurso de un debate sereno y constructivo que se extendió por espacio de dos horas, Feijoo y Fernández pusieron en común las posiciones que mantienen ambas comunidades sobre cuestiones clave para su desarrollo, como son las grandes infraestructuras, el reparto de la financiación del Estado o el declive demográfico. Lo hicieron en el transcurso de un foro celebrado en el auditorio Hernán Naval, en Ribadeo, al que acudieron numerosos representantes del mundo empresarial, institucional y político de ambos territorios.
El director de La Voz de Galicia, Xosé Luís Vilela, fue el encargado de moderar un debate que arrancó con la oportunidad de la reforma de la Constitución. Con grandes coincidencias de fondo, pero con algunas diferencias de matiz, los dos mandatarios autonómicos sintonizaron a la hora de remarcar las dificultades que tiene el abordar una reforma constitucional de calado cuando no existe un consenso entre las fuerzas políticas en los aspectos que se han de tocar.
El presidente asturiano intervino en primer lugar para defender, en línea con lo que plantea su partido, el PSOE, la reforma de una Carta Magna que se ha quedado «rebasada», dijo, y que necesita ser adaptada a lo que, en la práctica, considera un Estado federal. Entiende Javier Fernández que sería conveniente cerrar el catálogo de competencias, las que tienen que residir en el ámbito del Estado y las propias de las comunidades, pero considera que esta es una tarea «difícil» de hacer a corto plazo.
¿El motivo? Para Fernández es muy sencillo: hay en torno a cien diputados en el Congreso «que no quieren la reforma o quieren proceso constituyente», dijo, en alusión a Podemos y otros grupos minoritarios. En el otro polo -añadió- quedan tres partidos (PP, PSOE y Ciudadanos) que pueden llevar la reforma adelante, «pero que no coinciden en su planteamiento ahora mismo», así que abogó por afrontar esta tarea «cuando se pueda», pero para que el país se integre y no para que se disgregue.
Con sentido de Estado
El mandatario gallego se mostró incluso más frío con la oportunidad de la reforma, pues dijo que no estaba entre los cinco problemas principales de los españoles, ni seguramente entre los diez primeros. También puso por delante que para llevar este asunto a buen puerto «necesitamos el mismo sentido de Estado» que imperó en los años 1976 o 1977, que permitió llegar al texto vigente hoy en día.
Alberto Núñez Feijoo previno de algunas amenazas que tiene ante sí la reforma constitucional, como es el necesario concurso de fuerzas que hace 40 años eran catalanistas, que después fueron nacionalistas y que ahora son independentistas, o la necesaria ratificación del nuevo texto en un referendo popular, algo que, en su opinión, no es posible abordar si previamente no existe un consenso del entorno del 90 %.
También marcó distancias con los mensajes que apuntan hacia la apertura de un nuevo proceso constituyente. Explicó que en la Constitución del 78 se quiso «olvidar» lo que había pasado en los 39 años de franquismo, pero advirtió: «Si ahora se pretende hacer borrón y cuenta nueva de cuarenta años, yo no me apunto». Pues entiende que sería un grave error.
«Conciencia del noroeste»
Al margen de la reforma constitucional, ambos dirigentes sí coincidieron en la necesidad de abordar sin demasiada demora la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, un asunto al que Galicia y Asturias acuden «con conciencia del noroeste», explicó Javier Fernández, pues ambos Gobiernos autonómicos, uno del PP y otro del PSOE, comparten «una manera común de ver el conjunto del Estado».
Esa confluencia del noroeste -Fernández se niega a hablar de «frente», por la carga «agresiva» de la palabra- existe al abordar el reparto de los fondos del Estado, las grandes infraestructuras y problemas comunes como el del declive demográfico. «Tenemos una visión común, que exige financiación con estándares iguales en el conjunto del Estado». Madrid es más urbana y más joven, Asturias y Galicia tienen población más dispersa y envejecida, puso de ejemplo el presidente asturiano, que entiende que «tiene que haber recursos que vayan de una comunidad a otra para construir el mismo bienestar».
Feijoo ratificó esta «conciencia del noroeste», que amplió también a Castilla y León y, en el debate de la financiación, incluso a otras cinco comunidades más, como Extremadura, Castilla-La Mancha, Cantabria, La Rioja y Aragón. «No podemos sacar a subasta la igualdad y solidaridad de los ciudadanos», esgrimió el mandatario gallego sobre el futuro modelo.

El repaso al interés común en materia de infraestructuras, que pasa por la inclusión de Galicia y Asturias en el corredor atlántico o las recetas frente a la crisis demográfica, completaron los aspectos puestos en común en la primera edición de Encuentros del Eo, en la que también intervino Pablo Junceda, director general del Banco Sabadell Gallego, quien puso de relieve que gallegos y asturianos tienen ante sí «réditos de suficiente envergadura» para hablar y afrontar su futuro en común «sin fronteras físicas ni mentales ni ideológicas».