lunes, 16 de octubre de 2017

El Stress de Rafa....

Shanghái (China), 15 oct (EFE).- El suizo Roger Federer aseguró hoy que no sintió que el español Rafael Nadal jugara a un menor nivel por unas posibles molestias en su rodilla, y se mostró muy satisfecho de su paso por China y de su victoria en la final del Masters 1.000 de Shanghái.
"En el partido en sí, pensé que se veía bien. Parecía rápido. No vi problemas, para ser sincero. Me sorprendió la venda pero no vi ningún problema", apuntó el suizo en conferencia de prensa tras su victoria.
Nadal jugó con un estabilizador para proteger su rodilla y se vio notablemente cansado durante los 72 minutos que duró un encuentro que perdió por 6-4 y 6-3.
"No vi ningún problema con él en defensa, así que la cinta blanca es lo único que noté", insistió el suizo.
Aunque no quiso en ningún momento responsabilizar de su derrota a las posibles molestias en la rodilla, Nadal dijo tras el partido que sus planes de disputar el torneo de Basilea y el Masters 1000 de París-Bercy podrían verse alterados
"No lo se. En estas dos semanas necesito pensar en ello", dijo el tenista a la prensa ante la pregunta de si estará en Basilea, torneo que arranca el próximo 21 de octubre. "Mi calendario es Basilea y París pero no sé lo que va a pasar", agregó Nadal.
El mallorquín no quiso hablar sobre el visible vendaje blanco pero aseguró que no está preocupado por las molestias que tiene. "No quiero hablar sobre ello ahora, después de haber perdido una final no es el momento", apuntó algo molesto.
Para él, el único responsable de su derrota hoy ante Federer ha sido el suizo, quien "ha jugado muy bien, muy rápido", apuntó.

Einstein sigue vivísimo...

Un avance hacia el sueño de Einstein

Los hallazgos de Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne abren un camino hacia la unificación de la relatividad general y la mecánica cuántica


 
OVIEDO 
El 16 de febrero de 2016 la colaboración científica LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory) junto con la colaboración VIRGO anunciaron por primera vez la detección de ondas gravitacionales, las famosas ondulaciones en el tejido del espacio-tiempo. Las dos colaboraciones realizaron una publicación, que ya puede considerarse histórica, en la que se mostraba la señal de la onda gravitacional producida por la colisión de dos agujeros negros 36 y 29 veces más pesados que el sol, y que tuvo lugar hace unos 1.300 millones de años, o que se produjo a una distancia de aproximadamente 1.300 millones de años luz. Una segunda señal se detectó tres meses más tarde y una tercera en enero de 2017, anunciada en junio. Ambas colaboraciones, LIGO y Virgo, anunciaron hace dos semanas que habían detectado la señal de una cuarta onda gravitacional, la primera usando tres detectores diferentes, los dos de LIGO en Hanford, al sureste del estado de Washington, y en Livingston, en Luisiana, ambos en Estados Unidos, y el de Virgo cerca de Pisa, en Italia. Esta detección directa, ha confirmado una de las predicciones de la relatividad general de Einstein, realizada hace casi un siglo. Este fenómeno, había sido probado, pero solo indirectamente, en 1974, estudiando el periodo de la órbita de un pulsar binario. Este pulsar ha continuado siendo observado desde entonces y se ha confirmado que las modificaciones en su órbita estaban completamente de acuerdo con las predicciones de la relatividad general en el sentido que la disminución del periodo de su órbita es consistente con la pérdida de energía esperada debida a la emisión de ondas gravitacionales. R. A. Hulse y J.H. Taylor, Jr., recibieron el premio Nobel en 1993 por este descubrimiento.
Las ondas gravitacionales están causadas por algunos de los procesos más violentos y energéticos que se producen en el Universo. Se crean cuando una masa se acelera, como, por ejemplo, la colisión de dos agujeros negros que giran uno alrededor del otro, el colapso del core de una estrella dando lugar a supernovas, o colisiones de estrellas de neutrones o enanas blancas. Estas ondas viajan a la velocidad de la luz a lo largo de todo el universo, portando información acerca de su origen, así como posiblemente, de la naturaleza intrínseca de la interacción gravitatoria. Einstein pensaba que, en realidad, nunca podrían llegar a observarse, pues la interacción de la onda gravitacional con la materia sería demasiado débil para ser detectada directamente. Cuando estas ondas llegan a la tierra, producen modificaciones del espacio-tiempo miles de veces más pequeñas que el tamaño del núcleo atómico, de ahí en parte la extraordinaria dificultad de su detección.
Durante siglos, se ha observado la luz, que proviene de diferentes partes de nuestro Universo (estrellas, galaxias, etc.) con telescopios cada vez más potentes y sofisticados en un amplio rango de longitudes de onda. Ello nos ha permitido ir entendiendo no solo estos objetos, sino otros aspectos relacionados con el origen, las características, y en cierta medida con el destino del Universo. De modo complementario, durante las últimas décadas, se han ido construyendo otros instrumentos que han permitido realizar nuevos avances en la comprensión del Universo, explotando otras formas de radiación, neutrinos, rayos cósmicos, y recientemente, ondas gravitacionales.
Los primeros intentos serios de construcción de sistemas de detección de ondas gravitacionales datan de los años 1960-70. Desde entonces comenzó el interés por detectores basados en interferometría, que permiten registrar la forma de la onda y permiten por tanto determinar la masa y la distancia de la fuente que las produjo.
LIGO ha utilizado dos grandes interferómetros láser en forma de L, de cuatro kilómetros de longitud cada uno, para medir precisamente un cambio en el detector de la magnitud antes mencionada, órdenes de magnitud menor que un núcleo atómico, provocado cuando una onda gravitacional pasa por la Tierra. Se trata del instrumento más grande y preciso de estas características jamás construido, que comenzó a tomar datos en el 2002, y ha sufrido diversas actualizaciones y mejoras, hasta que, con la configuración actual del 2015 (LIGO avanzado), detectó la primera onda gravitacional en septiembre de ese año, que, como ya se ha dicho, constituye un descubrimiento extraordinario que abre una ventana completamente nueva al conocimiento del Universo.
Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne, de la colaboración LIGO/Virgo, han recibido el premio princesa de Asturias, y recientemente el premio Nobel de Física, por «sus contribuciones decisivas al detector LIGO y a la observación de ondas gravitacionales».
Weiss y Thorne junto con Drever, recientemente fallecido, iniciaron en 1984 el proyecto LIGO, que fue liderado por Barish desde 1994 hasta 2005.
En el momento del descubrimiento, y en la actualidad, la colaboración LIGO, está formada por más de un millar de científicos de casi cien instituciones de los cinco continentes. No se puede dejar de mencionar la importante contribución española, a través del grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de las Islas Baleares, así como del grupo de la Universidad de Valencia en Virgo, cuyos miembros pertenecen al Departamento de Astronomía y Astrofísica y al Departamento de Matemáticas. 
En la actualidad se están desarrollando un gran número de proyectos para la detección de este tipo de ondas, lo que permitirá el desarrollo de un nuevo tipo de astronomía de ondas gravitacionales en las próximas décadas. Ello proporcionará información crucial sobre la estructura del Universo y de algunos de sus fenómenos más violentos, incluso de aquellos que se producen en regiones que no se pueden explorar con otros tipos de radiación. Además, y desde un punto de vista muy fundamental, se espera que la comprensión de estos fenómenos pueda conducir a la unificación de la Relatividad General y la Mecánica Cuántica, el sueño de Einstein.

Haciendo ciudad....

Oviedo comprará la fábrica de loza para hacer un centro de exposición

Aspecto actual de la fábrica de loza de San Claudio, invadida por la maleza y los plumeros de la Pampa. Al frente, la chimenea de botella. / MARIO ROJAS

Rosón avanza que prevén comenzar la rehabilitación en 2019

OVIEDO.

Tras ocho años de abandono, por fin hay un futuro para la abandonada fábrica de loza San Claudio: el Ayuntamiento la comprará para rehabilitarla y convertirla en un lugar de visita. «Tienen que comprarse los terrenos. Una vez allí, tendremos que desarrollar el proceso. Será al estilo de un centro de interpretación de lo que fue», avanzó el concejal de Turismo, Rubén Rosón.
No será de forma inmediata, debido a las complejidades de la tramitación administrativa, si bien no será necesario cambiar el plan urbanístico. Para el año que viene se presupuestará el proyecto: «Lo vamos a proponer al equipo de gobierno. Hay una pequeña bolsa en el capítulo de expropiaciones, ya en el proyecto de presupuestos, de medio millón de euros». El objetivo final es que la obra «de recuperación» se realice «a principios de 2019».

1901
Senén María Ceñal impulsa la creación de la locería.
Años 70
Esplendor de San Claudio. La factoría es pionera en España en la utilización de calcomanías bajo esmalte. Sus vajillas son famosas y apreciadas.
2009
Tras despedir a los 40 trabajadores que quedaban, la propiedad echa el cierre de la fábrica.
2016
Último intento fallido de venta del complejo, tras varias subastas que quedaron desiertas. Protección patrimonial regional.
Actualidad
La factoría permanece cerrada y en ruina, a la espera de un comprador.
La propuesta para estos terrenos de 23.870 metros cuadrados se enmarca en un contexto más amplio, en el Plan de Turismo de Naturaleza de Oviedo, del que Somos pretende tener ejecutado un 80 % en 2019. La locería está señalada como activo ocioso y de ella se quieren recuperar dos elementos. Uno, el horno llamado de botella, que data de 1901. El otro, la chimenea de la lija, en la que se aspiraba el polvo de pulido de las piezas.
La fábrica, en estado de ruina, se incluye en el Plan de Turismo de Naturaleza
Rosón apuntó que el remozamiento de la fábrica «enlaza con el desarrollo del camping» planteado por el plan en una parcela de 52,24 hectáreas de San Claudio. En la zona se propone también limpiar y revitalizar la laguna del Torollu.


Lo que la loza fue

La historia de esta fábrica comenzó hace 116 años, cuando Senén María Ceñal abrió la locería. Pronto floreció y antes, de la I Guerra Mundial, llegó a elaborar 100.000 piezas mensuales con 150 operarios contratados, recuerda José Fernando González Romero en su volumen 'Arquitectura industrial de Oviedo y su área de influencia'. Y siguió creciendo, solo interrumpido su desarrollo por la guerra civil.
En los años sesenta y setenta la fábrica llegó a su máximo esplendor. Consiguió competir con la afamada loza de la Cartuja de Sevilla. Pero la reconversión industrial de los ochenta pudo con ella. En 1992 entró el empresario Álvaro Ruiz de Alda, cuya plan de viabilidad para salvarla resultó un absoluto fracaso.
Al final de sus días se vivieron conflictos laborales. En 2007 se inició un expediente para declarar la fábrica como Bien de Interés Cultural (BIC), que se anularía dos años después, en pleno conflicto laboral. La factoría cerró definitivamente en 2009, echando a sus últimos cuarenta trabajadores.
Desde entonces, la finca ha ido deteriorándose, víctima del tiempo, de incendios y de saqueos: solo en 2010 se detuvo a veinte personas, algunas de las cuales se apropiaban de vajillas enteras en furgonetas. Tras la liquidación de la empresa, la Agencia Tributaria intentó venderla sin éxito desde julio de 2014, primero por subasta partiendo de 1,33 millones de euros y luego por adjudicación directa, sin mínimo. Luego pasó a manos de la administración concursal, que sigue esperando una oferta, y entre medias, en 2016, fue incluida en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias, nivel inferior a BIC.

Una ruina congelada

Pese a que el acceso a la finca está prohibido, por su estado ruinoso, es muy fácil entrar atravesando senderos abiertos entre la maleza que la envuelve. Allí reina el silencio y, a veces, sobreviene un fuerte olor a desechos.
Dentro parece como si el tiempo se hubiese detenido tras una huida a toda prisa. Por todas partes quedan restos de la actividad: depósitos con polvo ya hecho sólido, hornos con loza pasada dentro, moldes acumulados en pisos superiores (algunos con acceso mediante una escalera en condiciones precarias) y sobre todo, platos. Miles de ellos, sin pintar, quedan esparcidos por las distintas naves, algunos todavía tapados con plástico y metidos en palés. Los valiosos, con las calcomanías impresas, están todos rotos o mellados. También hay otras piezas, como bandejas, jarras o tazas, pero en menor cantidad.
En el taller de mecánicos aún hay viejos anuncios de coches y calendarios de los ochenta y los noventa. Pero hay indicios de que la gente sigue entrando allí, como un ejemplar de este diario de 2016, latas de cerveza y botes de grafitis. Estos colonizan muchas de las paredes de la abandonada fábrica.

Techos caídos

El deterioro se aprecia sobre todo en los techos. Los falsos han caído en gran parte, con aislamiento incluido, al suelo; también ha cedido parte de la uralita de la nave principal y la madera del anexo que un día fue la tienda, aún con carteles de ofertas. Apenas quedan cristales sanos y la vivienda del director es poco más que la fachada. En el despacho sindical permanecen todavía banderas de las centrales y pegatinas de 'Salvemos la fábrica de loza'. Los coches rodean el terreno.
El plan municipal podría ser un tónico para una localidad que, según el presidente de la Asociación de Vecinos de San Claudio, Luis Miguel, «se olvidó con el anterior alcalde y el que está sigue olvidándose, como si no fuéramos un barrio de Oviedo». El abandono de la fábrica es tal que «pasó a segundo término. Lo único que se habla es que la limpien. La gente está preocupada por el paso a nivel, es un trastorno para los que salen a trabajar».

Draghi impertérrito....

Draghi no cambia su prudencia ni aunque el FMI alerte de burbujas financieras en su política


Si el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que puede haber una nueva burbuja financiera en Europa por la política monetaria del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, el pasado miércoles, el italiano aprovechó su discurso en una conferencia en el centro de estudios Peterson Institute for International Economics, en Washington, donde asiste a la asamblea anual conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) para lanzar el mensaje de que no iba a cambiar sus planes en política monetaria. Draghi señaló que los tipos de interés seguirían en niveles bajos incluso cuando haya dejado de comprar deuda. Sergio Puente, analista de XTB, asegura que "lo que descarta, salvo sorpresa, una subida de tipos antes de verano del año que viene. En la reuniones del BCE desde aquí a junio de 2018 deberíamos ir conociendo si será esta la fecha elegida para salir de estos tipos bajos o bien se aplaza hasta finales de dicho año".
El FMI, en un informe, señaló de "la complacencia" ante las buenas perspectivas económicas al advertir que el prolongado estímulo monetario está elevando los riesgos financieros, que incluyen un excesivo auge en el valor de los activos y notables incrementos del endeudamiento global. "Aunque las aguas parecen calmadas, se están creando vulnerabilidades bajo la superficie que si no se atienden pueden descarrilar la recuperación global", dijo Tobias Adrian, director del departamento de Asuntos Monetarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), al presentar el informe de estabilidad financiera global.

Advirtió que "hay demasiado dinero en busca de muy pocos activos rentables", lo que provoca que los inversores salgan de su entorno natural y acepten niveles de riesgo más altos. "Existe un cada vez más amplia divergencia entre los ciclos económicos y financieros", remarcó, algo que aumenta las dificultades de los bancos centrales para salirse de sus extraordinarios planes de estímulo.
Sin embargo, el argumento del BCE para mantener su política monetaria es otro. Como recoge José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), en un documento el BCE concluye "que el riesgo de tipos de interés se gestiona de forma adecuada por la mayoría de las entidades de crédito europeas".
Así, una subida de tipos oficiales llevaría a un aumento de los ingresos. Su anticipo por el mercado, también. De hecho, el aumento de la pendiente de la curva de tipos de interés ya beneficia a los bancos cuya actividad crediticia se apoya en una transformación de plazos (tomar a corto y prestar a largo, asumiendo el riesgo que conlleva). Pero, también, una subida de tipos puede suponer un deterioro en la cartera de activos de los bancos llevando en algunos casos a la necesidad de buscar más capital, explica Martínez Campuzano.
Para Puente es pronto para saber si la política del BCE originará nuevas burbujas financieras : "Primero deberíamos evaluar los efectos del final del programa de compras por parte del BCE que aún está por llegar. Más adelante tendríamos que tener en cuenta el horizonte de 2020 cuando las entidades empiecen a devolver los créditos de las operaciones de inyección de liquidez".
El jueves mismo, Draghi volvió a reiterar que el debate en estos momentos dentro de su entidad se centra no tanto en cambios en los tipos de interés como en el QE. Y que en este caso se debate ampliarlo, pero a un menor ritmo de compras mensuales de papel. ¿Y los tipos de interés? Se mantendrían estables en los niveles (nulos) actuales durante más tiempo tras finalizar el QE, explicó el presidente italiano.
La parte positiva, que también nos dice el FMI, es que los bancos son más sólidos. Y según el BCE, más preparados para gestionar el riesgo de tipos de interés. Pero el sector financiero no solo incluye a los bancos.
Lo cierto es que Draghi se ha caracterizado por una prudencia extrema en su toma de decisiones y no parece que cambie esa forma de actuar a petición del FMI. Las previsiones de inflación no contemplan que se logre el objetivo del 2% de manera continua en el tiempo y, por otro lado, aunque la recuperación económica va por buena senda, no está exenta de riesgos.De hecho, el BCE se prepara para reducir el importe mensual de su programa de compras de activos, actualmente fijado en 60.000 millones, aunque a cambio la institución se plantea extender su duración, inicialmente prevista hasta finales de 2017, por otros nueve meses, decisión que la entidad podría anunciar en su próxima reunión de política monetaria, que tendrá lugar el próximo 26 de octubre.

Entranmos con rojo...Puigdemont

El Ibex sobrevive a Puigdemont tras rebotar en los 10.200


Finanzas.com
09:55 horas. Saénz de Santamaría comparece a las diez y media
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comparecerá hoy a las diez y media de la mañana para, previsiblemente, ofrecer la respuesta oficial del Gobierno a la misiva de Carles Puigdemont. Entre tanto, el Ibex 35 se aleja de mínimos y reduce las caídas al 0,2%, tras rebotar en el soporte de los 10.200 puntos. En el resto de Europa, el Dax sube un 0,22%, por un 0,8% que se anotan el Ftse y el Cac. 
09:48 horas. Inditex, único entre los grandes valores que resiste
Prácticamente todos los grandes valores del mercado de renta variable español retroceden en la apertura de la sesión bursátil de hoy, ya que solamente Inditex -que comenzó la jornada plano- escapaba del rojo que tenía el selectivo Ibex 35 (-0,64%) en los primeros minutos de negociación. El principal indicador de la Bolsa española se movía en negativo los primeros minutos de sesión (09:15 horas), hasta los 10.194,60 puntos, mientras, entre los pesos pesados, el BBVA caía un 0,63 %, seguido de Telefónica, un 0,56 %; Repsol, un 0,36 %; Iberdrola, un 0,34 %; y Santander, un 0,29 %. La empresa cotizada del selectivo que más subía era ArcelorMittal, un 1,36 %, seguida de Abertis, un 0,94 %, que vivirá una semana decisiva, ya que la italiana Atlantia está dispuesta a mejorar su oferta en la oferta pública de adquisición (opa) si ACS incrementa la suya. En el polo opuesto, Siemens Gamesa era la empresa que más caía, un 6,94 % después de la previsión de recorte de beneficios lanzada el pasado viernes. En el mercado continuo, Deoleo es la cotizada que más sube, un 5,71 %, frente a las acciones B de Abenga, que bajan un 8,33 %

09.33 horas. El Gobierno no considera válida la respuesta de Puigdemont
El Gobierno no considera válida, por falta de claridad, la respuesta por carta que el president Carles Puigdemont ha dado a su pregunta de si declaró la independencia el pasado martes,según ha explicado el Ministro de Justicia, Rafael Catalá, esta mañana. En declaraciones durante la celebración de un acto de ministros iberoamericanos de Justicia, Catalá ha recordado que, además de preguntarle si había declarado la independencia, el presidente Mariano Rajoy le dio un segundo plazo, hasta el jueves, para que explicase las medidas que va a adoptar para recuperar el cumplimiento de sus obligaciones.
Una apertura bajista tras el órdago de Puigdemont
La bolsa española ha abierto con caídas del 0,7% para el Ibex 35, que se pierde los 10.200 puntos, mientras que en Europa, el Dax alemán sube un 0,2% y el Ftse de Londres se anota un 0,3%. El mercado española se desmarca así del Viejo Continente, con la máxima atención está en Cataluña, donde el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha respondido ya al Gobierno sin aclarar si ha declarado o no la independencia, dando al Ejecutivo dos meses de plazo para entablar una negociación directa. 
A las 10.00 horas de hoy expiraba el plazo marcado por el Gobierno para que Puigdemont respondiera a su requerimiento sobre si el pasado 10 de octubre declaró la independencia de Cataluña en su comparecencia en el Parlament. El presidente de la Generalitat, en su misiva, no concreta este aspecto y adjunta las referencias documentales de su intervención, así como de la ley del referéndum y los resultados del 1-O, entre otros enlaces. Puigdemont, en cambio, remarca que, en todo caso, los efectos del "mandato político surgido de las urnas el 1 de octubre" están "suspendidos" porque su "voluntad" es "encontrar la solución y no el enfrentamiento".
Así las cosas, los analistas de Link Securities opinan que "el escenario más probable es la intervención de la comunidad y la convocatoria de nuevas elecciones en Cataluña". De todas formas, el tema seguirá candente, condicionando el comportamiento de los mercados financieros españoles ya que, como ya anunció el Gobierno el viernes, la crisis terminará por pasar factura, lastrando el crecimiento económico de Cataluña y, por ende, de la totalidad del país. En todo caso, el mercado de bonos no descuenta nada grave y la prima de riesgo ha abierto bajando tres puntos, con lo que se coloca esta mañana en los 118 puntos, con el bono a diez años recortando la rentabilidad hasta el 1,598%. Tampoco hay pánico en el mercado de divisas, donde el euro retrocede suavemente hasta los 1,1783 dólares. 
En el resto de Europa, las cosas discurren por derroteros más tranquilos, a la espera de que mañana se publiquen unos datos trascendentales de inflación en la zona euro, que volverán a mostrar los problemas que tiene el BCE para lograr que los precios se muevan al alza, pese a las millonarias inyecciones que ha llevado a cabo. den Asia, el Nikkei ha cerrado hoy con unas subida del 0,47% tras unos buenos datos de inflación en China, donde los precios si parecen estar mostrando la recuperación de la economía. Y en Wall Street, la noticia está en la temporada de presentaciones de resultados, que coge altura con las cifras esta semana de Netflix, Morgan Stanley, Goldman Sachs, IBM, eBay, Alcoa o Verizon, entre otros. 
Dentro del Ibex, el mayor castigo se lo lleva hoy Siemens Gamesa, que se hunde un 6% después de que el fabricante de aerogenradores presentara un 'profit warning' el viernes a última hora. Tampoco lo pasan bien los bancos catalanes, que vuelven a sufrir por culpa del órdago de Puigdemont. Así, CaixaBank se deja alrededor del 2% por un 0,8% que baja Sabadell. Por efecto contagio, lo pasa mal todo el sector financiero español, lo que deja a Bankia con bajadas del 1,6%, a BBVA del 1,3% y a Santander del 0,8%. Por arriba, quien mejor evoluciona es ArcelorMittal, que gana un 2% gracias al buen tono en Europa del sectorial de materiales básicos tras los datos de inflación en China. 

PRISA, quién te vió y....

Prisa se hunde un 10% tras anunciar dos ampliaciones de capital por 550 millones de euros

Sus acciones caen hasta 3,11 euros debido al fuertes descuento sobre el precio de mercado
  • Lo más positivo es que conseguirá reducir de manera muy importante su deuda
  • Lo más negativo es que supondrán una importante dilución para los actuales accionistas
   
César Vidal
Bolsamania | 16 oct, 2017  10:11 - Actualizado: 10:36
ep encuentro informativo presidente grupo prisa juan luis cebrian
Juan Luis Cebrián, consejero delegado de Prisa

PRISA-A-

3,160

10:26 16/10/17
-8,14%
-0,28
Las acciones del grupo de comunicación Prisa se desploman un 10% en Bolsa, hasta 3,11 euros por título, después de que la compañía anunciara el viernes pasado dos ampliaciones de capitalpor valor de 550 millones de euros de manera conjunta, una de 450 millones y otra de 100 millones.
Mute
La capitalización bursátil de Prisa es de tan sólo 258 millones de euros, por lo que las operaciones anunciadas suponen que ampliará por capital por unas dos veces su valor en Bolsa. La primera ampliación de 450 millones se realizará a través de la emisión de 375 millones de acciones nuevas de 1,20 euros. Según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta aportación se encuentra ya comprometida por buena parte de los accionistas de la compañía.
Además, se realizará otra ampliación de 100 millones de euros, mediante la emisión de 50 millones de acciones a 2 euros. Aunque esta operación está condicionada a la refinanciación de la deuda del grupo "en términos y condiciones satisfactorios" para los accionistas de la compañía, de forma que la deuda restante tenga un perfil "más ajustado a la generación de caja de los negocios". Esta operación está dirigida a los acreedores que poseen deuda de la compañía y que quieran "capitalizarla voluntariamente".
Los analistas de Banco Sabadell, que han reiterado su consejo de 'vender' sobre la empresa, cuyos principales activos son Editorial Santillana, el diario 'El País' y la 'Cadena Ser', afirman que la venta de Media Capital por 440 millones de euros y la ampliación de capital anunciada servirán para hacer frente a los vencimientos de deuda en 2018, por valor de 956 millones de euros. Esto, a su vez, reducirá el apalancamiento un 64% y recortará el ratio de la deuda neta sobre el Ebitda hasta 2/2,3 veces desde el ratio de 5,3 veces actual.
Sin embargo, las ampliaciones de capital causarán una importante dilución a los accionistas, ya que el número de acciones se multiplicará por más de 5,4. "Dada la magnitud de las ampliaciones, la importante dilución y la necesidad de seguir cerrando acuerdos con accionistas y aseguradores, mantendríamos cautela en el valor", recomiendan estos expertos.
RELEVO DE CEBRIÁN
Por otra parte, Prisa ha confirmado que ha activado el plan de sucesión para su consejero delegado, Juan Luis Cebrián, pero este proceso ha empezado con cierta polémica. En principio, Javier Monzón, ex presidente de Indra, iba a ser nombrado miembro del consejo de administración como paso previo a su posterior nombramiento como presidente.
Sin embargo, Monzón ha retirado su candidatura al constatar que no se le garantizan todos los poderes ejecutivos en la compañía en una primera fase y que no dispone del respaldo unánime de los principales accionistas. Monzón iba a ser nombrado vicepresidente de Prisa hasta diciembre, cuando asumiría el cargo de presidente.
No obstante,el fondo Amber, principal accionista con el 19,2% del capital, no habría otorgado su apoyo expreso a la candidatura de Monzón, que sí cuenta con el aval de otros socios comoSantander, Telefónica o La Caixa.

Manualillos de Inversión ( 1 )

JC.URETA-Bolsas planas sin apoyo de los bancos

La sucesión de récords a cámara lenta en las Bolsas americanas ha continuado estos últimos días, pero a ritmo incluso más lento, un ritmo que se ha traducido en subidas semanales muy moderadas para los principales índices europeos y americanos. El Eurostoxx ha subido un 0,03% en la semana (es decir, se ha quedado igual), el Dax un 0,3%, el S&P un 0,15%, el Dow un 0,4% y el Nasdaq un 0,2%.

Para ver mayores subidas hay que ir o bien a nuestro Ibex, que ha tenido un pequeño "rally" de alivio y ha subido en la semana un 0,7% como consecuencia de la menor tensión transitoria en Cataluña, o bien al Nikkei japonés (+2,2% en la semana), impulsado por los nuevos sondeos que dan la victoria a Shinzo Abe en los comicios del próximo domingo 22, o al Shanghai Composite que ha subido un 1,2% al calor de las expectativas generadas por el diecinueve Congreso del Partido Comunista chino que se celebrará entre el 18 y el 25 de octubre.

Podríamos decir que, en un escenario de divisas relativamente en calma (el dólar ha frenado su caída en los niveles de 1,20 con el euro y ahora oscila en torno al 1,18) las Bolsas emergentes se están comportando bien en general (MSCI Emerging Markets +2% en la semana) pero las Bolsas americanas y europeas encuentran dificultad para superar sus máximos anuales, y se comportan de forma muy plana, con excepciones como la de nuestro Ibex, cuyos movimientos están más condicionados por factores políticos internos.

El sector bancario tiene bastante que ver con ese comportamiento plano de los índices europeos y americanos. En EEUU esta semana pasada se ha iniciado la temporada de presentación de resultados y los cuatro grandes Bancos universales, JP Morgan, Citi, Bank of America y Wells Fargo, han reportado ya sus cifras. Con la excepción de Wells Fargo, cuyos ingresos estuvieron por debajo del consenso y que, además, se ha visto afectado por nuevos y elevados gastos por litigios, los tres restantes Bancos han superado las previsiones de los analistas y han logrado compensar con ingresos por préstamos la debilidad de la actividad de intermediación en mercados ("trading") provocada por los bajísimos volúmenes de negociación en los mercados de capitales durante el verano. Sin embargo, salvo en el caso de Bank of America, los inversores han recibido mal esas cifras y tanto JP Morgan como Citi cayeron en Bolsa tras publicar que sus beneficios habían subido respectivamente un 7,1% y un 8% pese al mal comportamiento del "trading" en mercados.

Los Bancos europeos tampoco han tenido, en general, una buena semana. El índice del Eurostoxx sectorial de banca ha sido el peor esta última semana con una caída del 1,7%. El Deutsche Bank ha caído casi un 5% en la semana, BNP un 3,4%, Santander un 3,6% y Société Générale un 3,2%, por citar los casos más significativos.

Posiblemente esa debilidad de la banca tiene bastante que ver con la publicación de las actas de la Fed el pasado miércoles y con el dato de inflación de EEUU publicado el viernes. Las actas de la Fed muestran que varios de sus miembros quieren ver más evidencias de inflación antes de subir tipos, lo cual pone en duda que en diciembre vayamos a ver la tercera subida de tipos del año para subirlos al 1,75%. El dato de inflación del viernes no ayuda a despejar la incógnita de si la Fed subirá o no los tipos ya que, aunque el IPC subió una décima frente a agosto quedando en +0,5%, la realidad es que esa subida se debe principalmente a la subida de la gasolina y está bastante relacionada con los recientes huracanes. La inflación subyacente ha subido solo el 0,1% en septiembre y se ha quedado en el 1,7% anualizado por quinto mes consecutivo, lo que indica que, pese al muy bajo desempleo, no parecen asomar tensiones en los salarios ni en los precios.

Los tipos de los bonos largos, con el T bond americano a diez años en el 2,27% al cierre del viernes y el bund alemán en el 0,4%, reflejan muy bien la falta de perspectivas inflacionistas.

De nuevo se dibuja el escenario de una economía global que crece, pero sin demasiada alegría, y de unos consumidores y empresas que piensan más en seguir desapalancándose que en consumir o invertir con ganas. Un escenario que no favorece a la banca y menos aún si no llega la esperada subida de tipos, ya que tanto JP Morgan como Citi y Bank of America han manifestado que la mejora de sus ingresos por préstamos se ha visto también ayudada por la subida de tipos de interés iniciada por la Fed. El FMI ha alertado de nuevo en su reunión de otoño sobre el alto nivel de deuda en los países del G20, un nivel que claramente es un obstáculo para el crecimiento porque condiciona mucho a las familias y a las empresas.

Así las cosas, los resultados empresariales van a ser claves para que las Bolsas rompan los actuales niveles, que, como decíamos la semana pasada y como están señalando cada vez más voces relevantes, son niveles muy altos, sobre todo en las Bolsas americanas, que no han parado de subir en ocho años. El nuevo premio Nobel de Economía, Richard Thaler, decía hace pocos días que está "nervioso" ante el actual nivel de los índices bursátiles y la enorme complacencia de los inversores, siendo así que hay numerosos factores de riesgo en el escenario global.

La próxima semana entramos ya de lleno en la temporada de resultados. Junto a los grandes Bancos de inversión americanos (Goldman, Morgan Stanley) veremos a compañías como Johnson&Johnson, Netflix, IBM, Philip Morris, American Express, ASML, SAP, Unilever, Daimler y otras muchas publican sus cifras trimestrales. Hay también algunos datos económicos como el PIB del tercer trimestre en China o el IPC final de la zona euro en septiembre, pero la atención se centrará en los resultados empresariales.

La proximidad del Congreso del Partido Comunista chino y de las elecciones japonesas deberían dar estabilidad a las Bolsas, pero para ir más allá y romper al alza los niveles actuales las Bolsas, sobre todo las americanas, necesitan algún estímulo adicional como la anunciada reforma fiscal, una reforma que se pospone una y otra vez y sobre la cual han manifestado muchas dudas voces tan autorizadas como Larry Summers o el ya mencionado premio Nobel Richard Thaler.

Hay mucho dinero buscando rentabilidad, y hay poca sensación de riesgo, como lo prueba el hecho de que un activo tan dudoso como el bitcoin haya alcanzado nuevos máximos históricos el viernes pasado al marcar los 5.800 dólares. Pero, salvo sorpresas extraordinariamente positivas en los resultados empresariales que se publiquen, no esperaríamos grandes movimientos de los índices en la tercera semana de octubre, obligando a los gestores, como decíamos la semana pasada, a buscar las oportunidades de forma muy selectiva.